Uno de los temores más frecuentes que me encuentro en mi Notaría de Elda, entre los propietarios de viviendas que desean alquilarlas, es lo costoso que resulta desalojar a los inquilinos que dejan de pagar la renta. De hecho, en mi opinión, ésta es la causa principal por la que muchas personas optan por vender su vivienda en lugar de arrendarla, viéndose obligados a llevar a cabo una operación mucho más costosa a nivel fiscal. El propósito de este post…